image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio
16

Marcel Coderch: “Los problemas fundamentales de la energía nuclear son hoy los mismos que hace 50 años: coste, seguridad, residuos y proliferación”.

Marcel Coderch, autor del libro “El espejismo nuclear” junto a Nuria Almidon, es Ingeniero en Telecomunicaciones y Doctor en Ingeniería Eléctrica. Actualmente forma parte de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones de la que es Vicepresidente. Considera un grave error plantearse la energía nuclear como solución a los problemas medio ambientales y energéticos de nuestra sociedad.

Cada vez son más las voces que hablan de la energía nuclear como una solución a la crisis energética. Se dicen que los riesgos actualmente son mínimos, pues los controles de seguridad son muy rigurosos. ¿Cree usted que se está tendiendo a minimizar los riesgos de la energía nuclear?

Si bien es cierto que desde hace por lo menos 5 ó 6 años los medios de comunicación repiten una y otra vez que a la vista de la situación energética y climática hay que reconsiderar el parón nuclear de los años 1980, yo no conozco ningún estudio cuantitativo que proponga solucionar la crisis energética mediante la energía nuclear. Muy al contrario, todos los estudios que conozco demuestran más bien lo contrario: que la energía nuclear es marginal en la actualidad y que no puede dejar de serlo, por lo menos en las próximas décadas. Hoy cubre menos del 3% del consumo mundial de energía final, y es prácticamente imposible que pudiéramos triplicar esta contribución en los próximos 40 años, por lo que, incluso en este supuesto del todo voluntarista, nos quedaría el 90% del problema energético por resolver.

Los problemas fundamentales de la energía nuclear son hoy los mismos que hace 50 años: coste, seguridad, residuos y proliferación. Seguramente podría ser posible resolver cada uno de estos problemas de forma individual, pero no parece posible resolverlos en su conjunto. Por ejemplo, puede que sea posible hacer los reactores arbitrariamente seguros pero ello tendría unos costes económicos inaceptables, como al parecer ocurre con los nuevos reactores EPR. Podríamos reprocesar el combustible para reducir los residuos, pero ello conlleva graves riesgos de proliferación, además de un gran incremento de costes.

Los criterios de diseño en lo que respecta a la seguridad siguen siendo hoy los mismos que antes: que no haya un accidente grave con fusión del núcleo en 50 años de operación del parque nuclear mundial. Los nuevos reactores necesariamente deberían ser más seguros si queremos aumentar el número de reactores manteniendo el intervalo entre accidentes graves por encima de 50 años. Y ello resulta imprescindible porque todos sabemos que un nuevo accidente grave en cualquier lugar del mundo abortaría un posible renacimiento nuclear.

Pero, si los reactores son tan seguros como dice la industria, ¿cómo es que ninguna compañía de seguros quiere extender una póliza que cubra la responsabilidad civil de una central nuclear, y que desde hace más de 50 años haya sido necesario prolongar las leyes que limitan esta responsabilidad, asumiéndola en su práctica totalidad los estados? Si los riesgos son mínimos, ¿cómo es que la industria nuclear no puede convencer a las compañías aseguradoras del buen negocio que supondría para ellas extenderles pólizas de seguros?

En cambio, sus defensores afirman que la energía nuclear es una energía limpia: No produce CO2 y lo que la convierte hoy por hoy en una de las energías con menor coste medioambiental. Si tenemos una energía de estas características capaz de producir electricidad a gran escala, ¿por qué no usarla?

Una energía limpia es una energía que no produce residuos de ningún tipo. La energía nuclear los produce por lo menos de dos tipos: produce emisiones de CO2 y produce residuos radiotóxicos de larga vida. Las emisiones de CO2 asignables a la generación nuclear no se producen en el momento de la generación eléctrica pero sí en todo el ciclo del combustible y en la construcción y desmantelamiento de las centrales, y también en el tratamiento de los residuos. Hay pocos estudios sobre las emisiones totales del ciclo nuclear, pero parece que en la actualidad puede que sean una tercera parte de las que se generan en una central equivalente de gas natural. Esta cifra depende mucho de la riqueza de las minas de uranio. En la medida en que aumentemos el parque nuclear, tendremos que acudir a minas cada vez más pobres con lo que llegaríamos a un punto en que generaríamos más emisiones en el ciclo de combustible que las que ahorraríamos en la generación.

A todo ello hay que añadir los residuos radiactivos que hay que mantener alejados de la biósfera durante decenas de miles de años. No creo, por tanto, que pueda calificarse a la energía nuclear de energía limpia, simplemente produce otro tipo de residuos distintos a las emisiones de CO2, pero no por ello menos peligrosos para generaciones futuras.

¿Y los residuos nucleares? Desde diversos foros se asegura que la cantidad de residuos que genera una central son muy pequeños en comparación con los de otras industrias. No obstante, es un dato objetivo que su radioactividad puede durar miles de años. ¿Son un problema con solución? ¿Esta la sociedad preparada para hacerse cargo de unos residuos que serán potencialmente peligrosos durante generaciones?

Las consecuencias negativas de cualquier tipo de residuos no pueden medirse por su tamaño, por su peso o por su volumen. Es cierto que medidos en kilos o en m3 los residuos nucleares pueden considerarse “pequeños”, en relación a los residuos generados por otras industrias, o por otras formas de generación energética, pero ello es irrelevante a la hora de caracterizar la peligrosidad de estos residuos. Téngase en cuenta, por ejemplo, que un miligramo de plutonio inhalado es una dosis mortal, o lo que es lo mismo, que una tonelada de plutonio equivale a mil millones de dosis mortales. Cada central nuclear, en su operación normal, genera pues centenares de millones de dosis potencialmente mortales a lo largo de su vida.

La peligrosidad de estos residuos se mantiene, además, durante más de 100.000 años, un período superior a la propia existencia de la especie humana, y ningún país del mundo ha encontrado una solución que neutralice estos residuos. Ninguna civilización humana ha durado más de unos pocos miles de años y es imposible asegurar nada en un horizonte temporal de decenas de miles de años. Por lo tanto, estamos haciendo responsables de las consecuencias negativas de nuestros consumos a miles de generaciones venideras.

¿Las centrales nucleares se deben cerrar después de sus 40 años de vida operativa? ¿No es factible modernizarlas?

Nadie sabe cuál es la vida de una central nuclear, como nadie sabe a ciencia cierta cuál es la vida de un coche: depende del riesgo que estemos dispuestos a asumir a la hora de conducirlo o a la hora de operar la central. Supongo que no pretendemos seguir utilizándolas hasta que revienten y que por lo tanto que fijaremos una vida útil prudente.

Lo que sí es cierto es que cuando se diseñaron se utilizó el período de 40 años como criterio de diseño: los componentes debían ser tales que por lo menos aseguraran un determinado nivel de seguridad durante 40 años. Téngase en cuenta, además, que cuando se diseñaron se desconocía el comportamiento de determinados materiales ante una irradiación nuclear prolongada y a los ciclos de presión y temperatura a los que se somete al reactor. Por lo tanto, los reactores han de someterse a revisiones periódicas para comprobar su estado.

En Francia actualmente están autorizados hasta los 30 años. Para pasar de 30 a 40 años se parará cada reactor durante tres meses y se les someterá a una revisión exhaustiva. No está decidido qué se hará más allá de los 40 años. En EE.UU. se ha autorizado el funcionamiento de algunos reactores, en principio, hasta los 60 años, pero sólo unos pocos reactores han sobrepasado los 40 años. Veremos qué ocurre en los próximos años con estos reactores. Creo que la extensión de vida en EE.UU. ha sido más por necesidad que por otra consideración: no pueden prescindir del 20% de generación nuclear porque no se han preparado para ello.

Es posible modernizar muchos elementos de una central: el alternador, las bombas de circulación, etc. pero no la vasija del reactor que es el elemento crítico. Si cambias la vasija es como hacer una nueva central.

La energía eólica depende de una fuente intermitente como el viento y su rendimiento es mucho menos que el de la energía nuclear. Además el parque eólico en España está saturado. ¿Pueden hoy por hoy las energías renovables suministrar energía a todo el país por sí solas?

No estoy de acuerdo en que el potencial eólico español esté saturado ni tampoco que su rendimiento sea mucho menor que el de una nuclear. El rendimiento es el cociente entre una inversión y lo que de ésta se obtiene, no el número de horas que una máquina está en producción.

La energía nuclear no puede modularse y tiene que operar en base, todas las horas. Lo cual tiene sus ventajas y sus inconvenientes, ya que la curva de consumo no es plana. Un sistema 100% nuclear es inviable y los franceses tienen muchos problemas porque con un 78% de electricidad nuclear es muy complicado operar un sistema eléctrico. El envejecimiento prematuro de sus centrales seguramente obedece a que se ven obligados a modular continuamente su potencia.

Es evidente que hoy no es posible generar toda la electricidad que consumimos con fuentes renovables, fundamentalmente porque nunca nos lo hemos propuesto. Pero tampoco es viable generarla toda con nucleares. Pero si nos lo propusiéramos, sí sería posible generar buena parte de nuestros consumos eléctricos con fuentes renovables en un horizonte de algunas décadas, digamos para 2050, no así con la nuclear.

Lo que no es viable, ni con renovables, ni con nucleares, ni con fósiles, es seguir incrementando los consumos un 2% cada año. Cualquier solución al problema energético pasa por moderar los consumos e incrementar la eficiencia.

La energía solar y la energía de fusión nuclear tampoco parecen ser la solución hoy por hoy. ¿Podría generar electricidad a gran escala en un futuro próximo si se invirtieran más recursos en su investigación y desarrollo?

Desgraciadamente, la explotación comercial de la fusión nuclear parece hoy tan lejana como hace cincuenta años. Llevamos cincuenta años diciendo que faltan cincuenta años. De hecho, cuanto más investigamos la fusión más parece que se aleja su horizonte comercial porque vamos descubriendo más dificultades. El ITER es un caso paradigmático: un proyecto que a los pocos años de haberse iniciado ya ha triplicado su presupuesto y ha dividido por dos sus objetivos. Va ya por el tercer director, después que sus antecesores fueran incapaces de cumplir los objetivos marcados.

Quién sabe si con más recursos de investigación y desarrollo lo lograremos, pero debemos intentarlo. Lo que es del todo irracional es seguir incrementando nuestros consumos confiando en que algún día encontraremos la solución definitiva, en forma de fusión o de cualquier otra cosa. Lo racional es actuar de acuerdo a lo que razonablemente podemos esperar en las próximas décadas, y en este horizonte no creo que nadie vea la fusión comercial.

La energía solar que baña el planeta en un día equivale a 20 veces nuestro consumo anual mundial. Ninguna fuente energética puede competir a este nivel con la energía solar y, por tanto, la energía solar jugará un papel predominante en el futuro energético de la humanidad, como lo jugó en el pasado. Cuanto antes empecemos a mejorar nuestra capacidad de captación y almacenamiento solar, antes llegaremos a una solución definitiva y sostenible.

La minería de uranio tiene un fuerte impacto sobre el medioambiente. Sin embargo, la extracción de carbón y combustibles fósiles también (por no hablar del impacto de los gases invernadero). La energía hidráulica y la energía eólica también tienen impacto ambiental. ¿Son las minas de uranio un mal menor?

Para responder a esta pregunta haría falta un estudio cuantitativo comparativo, muy difícil de hacer porque no todos los impactos ambientales admiten una cuantificación en unidades equivalentes. Es fácil decir que todas las fuentes energéticas tienen sus impactos ambientales. Es mucho más complicado intentar compararlos para sacar conclusiones cuantitativas.

No sé si hecho este análisis llegaríamos a la conclusión de que las minas de uranio son un mal menor o un mal mayor. Lo que sí sé es que con la minería de uranio, concentramos elementos radiactivos que la naturaleza dispersó y que en ausencia de la intervención humana se hubieran desintegrado a lo largo de mucho tiempo, sin resultados apreciables para la salud de los seres vivos. Sin embargo, al concentrarlos, primero en la mina y luego en un reactor, y al acelerar su desintegración creamos una gran cantidad de radioactividad en un corto espacio de tiempo que luego no sabemos como neutralizar. Lo que la Naturaleza hubiera hecho a lo largo de millones de años, nosotros lo hacemos en unos pocos días.

En eso consiste la energía nuclear: en traer al presente algo que espaciado naturalmente no entraña ningún riesgo y que al concentrarlo en el espacio y en el tiempo sí se vuelve  muy perjudicial para la biósfera.

Entonces, ¿qué medidas cree que se deben adoptar para frenar el cambio climático y luchar contra la crisis energética?

Para luchar contra el cambio climático y la crisis energética sólo cabe una solución: reducir nuestros consumos. Todo lo demás son espejismos muy arriesgados y peligrosos.

 

Publicado en: La tecnología
Email del autor: 26390eir@comb.es

Actions: E-mail | Permalink | Comments (35) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Marcel Coderch: ·El espejismo nuclear Agregar 'Marcel Coderch: ·El espejismo nuclear Agregar 'Marcel Coderch: ·El espejismo nuclear Agregar 'Marcel Coderch: ·El espejismo nuclear Agregar 'Marcel Coderch: ·El espejismo nuclear Agregar 'Marcel Coderch: ·El espejismo nuclear Agregar 'Marcel Coderch: ·El espejismo nuclear Agregar 'Marcel Coderch: ·El espejismo nuclear

Post Rating

Comments

manu
# manu
miércoles, 16 de marzo de 2011 5:23
aqui también encaja este comentario :)

# manu
miércoles, 16 de marzo de 2011 2:44
Aunque la energía atómica fuese gratis , por el indice de peligrosidad que potencialmente posee, no me parecen rentable para el planeta. Por su alto indice de peligrosidad, su construcción debería ser extremadamente limitada, pero entonces, no serian rentables para el total del consumo energético existente.
Solo una sociedad orientada en el decrecimiento sostenido, en todos los sentidos,incluso basada en nuevas políticas industriales, de consumo y demográficas si es necesario, podría paliar algo el tema del excesivo consumo energético.
Menos producción, menos consumo pero para menos gente también y con mucha tecnología de calidad en sus manos.

Hay una teoría que dice que si volviésemos a los niveles de demografía, producción y consumo de los años 50 - 60, parece ser que sería bastante para conseguir una relación muy optima entre el planeta y la humanidad. Pero además hay que tener en cuenta, que sería con la tecnología del "2050-2060" ¿o quizás antes?
Dentro de la oscuridad de la desgracia, veo un fugaz destello al final del túnel que me indica que quizás vi luz., A pesar de que los acontecimientos me indiquen lo contrario, prefiero pensar que un futuro esperanzador es posible. Por eso, teniendo en cuenta la gravedad de los hechos del Japón, me da la impresión de que, como siempre suele ocurrir en estos casos, por desgracia ha echo falta un desastre tan grave, para que mucha gente comience a abrir los ojos ante el absurdo mundo en el que vivimos.
Pero yo no perdería el ojo a las posibilidades que existen para darle la vuelta a la situación.
Abrazo
German  Pinto
# German Pinto
miércoles, 16 de marzo de 2011 8:00
Tremendo,verdades como puños,que nadie hasta ahora nos ha querido revelar y como simepre la humanidad como conejillos de indias.Nos machacan a todas horas que es la más segura ,barata que hay,ayer tuve que oir que hasta ha resistido un terremoto y no ha pasado nada(sic).El lobby nuclear es muy poderoso,ahora la hipócrita Merkel cierra sus centrales temporalmente eso sí,despues que pase lo de Japon por supuesto seran abiertas.
chus
# chus
miércoles, 16 de marzo de 2011 11:02
La mayor objeción que se me aparece ante lo nuclear es que la sociedad humana no está lo suficientemente madura ni es lo suficientemente responsable, ni puede asegurar que lo sean sus descendientes, como para garantizar que la energía nuclear, su explotación y la preservación y actualización de sus estructuras, esté inmunizada contra agentes que en pro de sus propios intereses, descuiden los intereses públicos hasta extremos rayanos a la extinción.

Después, me parece una aberración, digna de nuestra inmadurez e irresponsabilidad, el uso y abuso de los recursos planetarios y la discordia de sus ritmos: generamos una solución para hoy y un problema para todos nuestros descendientes en tantos planos de la explotación de recursos... Hipoteca forever and ever.
El modelo a seguir es explotar el presente, no el futuro. El presente tiene su vida y su expresión. El mar, el agua, el viento, la luz, el sol, el calor de la tiarra, en sus ciclos habituales ya expresan poderosos intercambios de energía que son susceptibles de aprovechar, en el presente.
Lo demás, es robar y saquear, como niños locos ignorantes y egoistas que todo lo quieren.
No estamos maduros. No somos responsables. Como individuos, haylos, pero como especie, aún no. Aún hay mucho loco desatado. Por lo tanto, esperemos poder aprender algo de esta terrible lección, como especie.
Carolina
# Carolina
miércoles, 16 de marzo de 2011 11:53
Gracias por traernos esta entrevista!!! Me parecen muy inteneresantes los puntos que plantea y la visión serena pero clara que expone el señor Coderich.

Si con lo que plantean y exponen personas como el entrevistado no es suficiente aún para que los que defienden a capa y espada la existencia de las nucelares y su aumento en número, entonces es que no hay más sordo que el que no quiere oir o más ciego que el que no quiere ver ni leer.

Tienes razón Chus en que la humanidad no es madura, lo demuestra la creación de las centrales entre muchas otras aberraciones que se cometen a diario. Si se hubiera pensado con responsabilidad en su elevadísimo grado de peligrosidad creo que ya no se habrían construído y se habría optado por otras formas, pero es lo de siempre aumentar la producción al coste que sea.

Muy significativa la negativa de las aseguradoras a ampliar las polizas de responsabilidad cicvil cuando se habla de nucleares...

Me ha gustado la entrevista porque toca el tema desde una actitud muy equilibrada teniendo en cuenta que no trata de engañar a nadie o vender la moto, si no platear la realidad tal cual es hoy en día y la necesidad urgente de buscar alternativas (las que ya tenemos y no queremos aplicar, claro).

Gracias de nuevo por traer este artículo, me ha gustado mucho y me gusta porque Corderich tiene una forma de hablar que culquier persona puede entender sin ser experto en la materia, muy comprensible su exposición y muy interesante.

Lo que me interesa recmarcar es lo que dice de los EUA. Quiero resaltar este páarrafo de la entrevista;

"En Francia actualmente están autorizados hasta los 30 años. Para pasar de 30 a 40 años se parará cada reactor durante tres meses y se les someterá a una revisión exhaustiva. No está decidido qué se hará más allá de los 40 años. En EE.UU. se ha autorizado el funcionamiento de algunos reactores, en principio, hasta los 60 años, pero sólo unos pocos reactores han sobrepasado los 40 años. Veremos qué ocurre en los próximos años con estos reactores. Creo que la extensión de vida en EE.UU. ha sido más por necesidad que por otra consideración: no pueden prescindir del 20% de generación nuclear porque no se han preparado para ello".

Han ampliado la explotación de algunas de sus centrales hasta los 60 años de edad de las centrales y lo han hecho por necesidad porque en palabras de Coderich, no estaban preparados para una alternativa, de modo que se han visto obligados, y yo añado que arriesgando la seguridad nacional e internacional. La idea que remarco es la de 'no estar preparados aún para las alternativas'. Y pregunto (pregunta retórica) ¿porqué? Pues porque se han invertido tal cantidad de millones para la construcción, mantenimiento y seguridad, y tal cantidad de tiempo invertido por parte de las cabezas expertas en la materia que nadie se molestó de una manera seria en investigar otras formas. Pareciése que lo fácil es la nuclear a pesar del esfuerzo monumental que requiere su mantenimiento, su breve periplo vital y luego el entierro de sus despòjos que siguen siendo peligrosos durante 100000 años... o más... casi ná...

Podría reslatar más fragmentos, de hecho toda la entrevista!!,pero he puesto este porque me parece muy significativo.

Las nuevas formas existen y como decía en uno de mis comentarios al artículo de las renovables de Josep, se trata de seguir perfeccionándolas, viendo sus pros y contras pero dándoles cancha, más margen de maniobra, ponerlas en marcha, y sobretodo no permitir que las centrales ganen terreno en el panorama de la energía.

Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 16 de marzo de 2011 11:58
EXCELENTE, Esther, gracias por colgarlo! Como dice Chus, no estamos maduros, asdí que, parace que amen de Japón, aun necesitamos argumentos rigurosos para demostrar lo evidente. GRACIAS por aportarlos.
Vuelo a buscar el comentario de la Vanguardia que colgó Manu en el artículo de Koldo, creo.
abrazo
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 16 de marzo de 2011 12:15
Voilà,
Supercomentario extraido de un lector que lo titula "resultados del test", de La Vanguardia digital, que no tiene desperdicio:


""" Resultados del Test

15/03/2011 | 23:58h
Votos: 13 votos a favor 2 votos en contra

señor mio, de aqui a cien años ya se habrá logrado la fusión fría y las placas solares con nanotecnología tendran una eficiencia hoy insospechada. Hasta entonces la energía nuclear es una completa locura. Ahora piden test de stress de seguridad. ¿No este el test que todos esperaban?. ¿Que pasa con una central nuclear en caso de seismo?. Pues todos lo estamos viendo: la catástrofe total. El TEST DE STRESS YA HA FINALIZADO, y se constata la imposibilidad de cualquier control, los cientos de miles de desplazados, los muertos, la radiación por décadas o cientos de años, la contaminación de la cadena trófica y el hundimiento económico. ¿PERO QUE NO LO VEN?. ¿SE HAN VUELTO TODOS TONTOS O QUE? """

y Carolina, no te había leído antes: con jóvenes así de maduros y calmos, la cosa irá bien!! suscribo todo lo que señalas y el tono! gracias (a los demás también, claro)
Me parece evidente que, de llegar a seguir el ejemplo finés (véase el artículo de Carmen sobre la revolución silenciada) habrá, hay!, que incluir en la lista de prioridades la cuestión energética, de cómo se obtiene la energía --en un país que "cuenta" con los monegros, almería, muuuuchas horas de insolación en un tanto por ciento bien elevado de superfície; con vientos varios y muchos y las corrientes, la fuerza del cantébrico, p.e,
4.000.000 de parados, distribuidos por todo el territorio... os imaginais a un 10, 20% de ellos, es un poner pueden ser más, claro, ocupados en instalar y mantener renovables? a un 10% investigando, a un 20% más desarrollando "negocio" y ocio a partir, en relación a ellas?
Yo sí... Ahí vamos... aunque no llegue, no se me ocurre otra posibilidad alegre y vitalista, o sea: realista y realizable.
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
miércoles, 16 de marzo de 2011 12:23
Es un momento excelente para profundizar y divulgar todo lo relacionado con la energía nuclear, ya que la información siempre ha sido manipulada y dirigida por unos intereses económicos, sin atender otras cuestiones mucho más vitales.

Yo, por mi parte, me comprometo a profundizar en los efectos de los isótopos radiactivos en los seres vivos vegetales y animales. No estoy dispuesta a escuchar información sesgada sobre los efectos en la salud. Aunque no es un tema que domine, tengo la formación necesaria para entender los estudios clínicos y poderme formar una opinión clara.

Paralelamente también es necesario recoger información fiable sobre las ventajas del desarrollo de las energías sostenibles y necesitamos gente especializada en el tema que quiera colaborar.

No dejemos pasar esta gran oportunidad que nos ofrece lamentablemente un desastre que implica mucho sufrimiento humano. Sublimemos la desgracio en la creación de la algo beneficioso para el futuro de la humanidad.
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
miércoles, 16 de marzo de 2011 12:43
¿Alguien puede explicarme qué significa que reprocesar el combustible comporta graves riesgos de proliferación? La verdad es que no lo entiendo.

Muy bien Carolina, al fijarte en el detalle del aumento de la vida util de las centrales norteamericanas hasta los 60 años "por necesidad". Viene a ser como si un conductor conduce su vehículo por una carretera de curvas con un precipicio a un lado, y de pronto se da cuenta de que hace tarde, y entonces cree que la solución es acelerar. Pero además, como le da miedo el precipicio, cierra los ojos.
JOSE REQUENA LOPEZ
# JOSE REQUENA LOPEZ
miércoles, 16 de marzo de 2011 13:21
De momento hacer como la Merkel, sin presiones mercantilistas. Despues, invertir más sobre el estudio y planificacion de esta energia, y otras alternativas.

PELIGRO DE MUERTE, NO TOCAR !!!!!
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 16 de marzo de 2011 14:38
Propongo mandar esta entrevista (y los comments), el link acá vamos, a todo medio que reproduzca, produzca, emita declaraciones pronucleares, siempre con "argumentos" falsos, luego mentirosas e interesadas. Hoy todos los programas de radio y tv tienen blog... es sencillo, tomais nota del declarante, la hora de emisión y, zas, "En relación a las declaraciones de menganx, recomiendo la lectura de linkacá" o, en fin, lo que veais pero: hagámoslo, es potente, como dice Esther, es el momento y, hélas, la mejor forma de solidaridad con Japón... que su dolor sea el nuestro y lo transformemos en aprendizaje... que las grullas japonesas devengan fénix... con trabajo y rigor, como bien dices, Esther... a buscar material, info... una hora al día concentrados en eso y la cosa puede seer, waw!!!
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 16 de marzo de 2011 14:43
y, en relación a la pregunta de Carles ¿proliferación... de qué? Del uso de combustible reciclado? eso pues, que alguien explique, que así la cosa apesta más que huele
Carolina
# Carolina
miércoles, 16 de marzo de 2011 15:11
Síiiiiiii Maria!!!! Lo haré, haré rular esta entrevista por el cyberespacio. Que cundaaaa!!
Lali
# Lali
miércoles, 16 de marzo de 2011 16:11
Gracias Esther por traer este artículo y ponerlo en la mesa, y por vuestros comentarios que me aclaran que esto es más de lo mismo (manipulación por parte de los medios para puro beneficio económico de las personas en el poder que decidieron en su día jugar con sus ideas "geniales" por encima de la seguridad ciudadana, y que cuando se sabe que tales ideas son peligrosas esconden el ala y miran hacia otro lado...ya lo arreglarán otros), con consecuencias gravísimas para la supervivencia de TODOS y por fin, a la vista lo que ocurre...se trata de rularlo y que se entere el mayor número de gente para poder hacer algo, presupongo que la madre tierra que es tan sabia ha hecho pagar a los japoneses lo que es necesario que salga a la luz...para que podamos aclararlo y hacer algo al respecto.
La soberbia humana que se cree que puede controlar la seguridad de la energía nuclear...ya lo dijo Einstein...símbolo de lo que también nos dicen los psiquiatras y psicólogos, que hay que controlar las emociones....ya vemos para qué sirven los intentos de control de lo incontrolable...
De momento y hasta el fin de semana voy tan apretada que no puedo profundizar en el tema como pedís ni tampoco entiendo casi nada por mi formación, así que no aportaré nada más que mi felicitación y agradecimiento por confirmarme con vuestros escritos lo que intuía...
Como decía María en otro lado, si queremos seguir viviendo en este planeta hay que cambiar el modelo YA, sin demora ni excusas, pues el sistema como se viene diciendo está muerto y comienza a ser evidente que si no lo cambiamos no sobrevivimos. A rularlo pues, de momento es lo que puedo hacer...
Sí, Chus, qué grado de inmadurez, inconsciencia, niñ@s mimad@s y caprichosos somos los humanos, como especie está claro que o actuamos ya o desaparecemos de esta tierra...justicia divina por parte del planeta que nos sostiene y que ya no puede más de nosotr@s.
cariños
Eulalia
# Eulalia
miércoles, 16 de marzo de 2011 16:11
Uy, se coló otra vez Lali ;-)
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 16 de marzo de 2011 16:19
http://libros.fnac.es/a188885/Marcel-Coderch-El-espejismo-nuclear

El libro de Coderch en Ediciones del Lince, con prólogo de Riechman, claro (poeta, traductor y eco-logista..-)

y, Coderch en Radio5, ayer
http://www.rtve.es/alacarta/audios/asunto-del-dia-en-r5/asunto-del-dia-en-r5-la-central-nuclear-de-fukushima-sigue-sin-control/1045687/?date=1300284566177

me parece a mi o el ingeniero cortès al final, como que, en fin...
Carolina
# Carolina
miércoles, 16 de marzo de 2011 16:31
A Carles, referente a su duda sobre el término proliferación de Coderch: se refiere a la posibilidad de proliferación de armamento nuclear creo (supongo que los estados pasándose muchas cosas por el forro, podrían usar parte de ese combustible reprocesado con fines militares).

Si no es a lo que se refiere Coderch que alguien que sepa más me corrija por favor. Lo he buscado en textos que corren por internet referentes a la energía nulcear.

Maria, ahora escucho tu enlace, a ver que dicen.
Carolina
# Carolina
miércoles, 16 de marzo de 2011 16:36
Por cierto, que lo del combustible reprocesado no digo que se haga, no es el caso como queda claro en el texto de Coderch, lo que hace Coderch es alertar de lo que podía implicar un reprocesado del combustible de las centrales. No se si me explico mucho hoy...
Carolina
# Carolina
miércoles, 16 de marzo de 2011 16:46
Por mi parte puedo difundir e ir buscando material interesante sobre el tema, ya que es un tema que me resulta importante. Más que esto no se que más puedo hacer, más que aprender un un poco desde mi humilde posición de no experta en centrales para aportar nuevas cuestiones al debate al igual que propone Esther.
Carolina
# Carolina
miércoles, 16 de marzo de 2011 16:52
Maria, lo que veo en el caso de Cortés es que no se moja mucho que digamos y se mantiene en una actitud bastante neutral e incluso veo que le faltaba información de como había empeorado el tema en uno de los reactores que ya está emitiendo radiación a la atmósfera de modo lento pero inexorable por ahora.



JOSE REQUENA LOPEZ
# JOSE REQUENA LOPEZ
miércoles, 16 de marzo de 2011 17:54
Si los residuos nucleares se almacenan en lugares inapropiados, como las Playa de Palomares, serán una fuente contaminante de radiación eterna.!!!!!
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
miércoles, 16 de marzo de 2011 18:02
En el diario La Voz de Almería, viene hoy una viñeta en la que se ve a un paisano de Palomares, diciendo:
"A mí me van a decir que no corra"

Casi 40 años después, aún hay restos nocivos en las tierras de Palomares. Y el Ciemat, lo ha venido negando, hasta la insistencia del alcalde, el Sr. Caicedo. Los americanos confirman que en este año, tras su visita, limpiarán el terreno contaminado.

Mi solidaridad y esperanza con Japón.
JOSE REQUENA LOPEZ
# JOSE REQUENA LOPEZ
miércoles, 16 de marzo de 2011 18:09
Amigo Caicedo:
Tan honrado como tu Sr. Padre, y como el "dando la cara", pero ¿creemos que los Yankees les importa esto algo después del "descorche de Hiroshima y Nagasaki, y el descaste practicado por el Séptimo de Caballería?. "De casta le viene al galgo".
JOSE REQUENA LOPEZ
# JOSE REQUENA LOPEZ
miércoles, 16 de marzo de 2011 18:14
Los americanos confirman que en este año, tras su visita, limpiarán el terreno contaminado. ..........."Si, con una escoba marca Westinghouse Electric Company, de venta en establecimientos del ramo.
carmen cayuela
# carmen cayuela
miércoles, 16 de marzo de 2011 18:38
En relación a la pregunta de Carles ¿alguien tiene claro que combustible deben utilizar las centrales nucleares? ¿plutonio? ¿un tipo de plutonio especial? Un artículo de página "conspi" comentaba que el combustible que se estaba utilizando en Fukushima era plutonio reelaborado a partir de combustible nuclear ya usado , los reactores no están diseñados para este tipo de plutonio y de ahí las explosiones. El plutonio (MOX ) es altamente tóxico en radio y su transporte comporta un elevado riesgo para los países que se encuentran en el camino. Se produce en Reino Unido y Francia, quienes lo venden a Japón. Si os interesa
http://mundoconmisojos.blogspot.com/2011/03/fukushima-que-esta-utilizando-de.html
Agate Naberan
# Agate Naberan
miércoles, 16 de marzo de 2011 18:51
Carolina, por donde tu apuntas va lo de la proliferación nuclear, en el sustrato de donde se extrae la materia prima para la fabricación de las armas atómicas.

http://www.greenpeace.org/espana/es/Trabajamos-en/Fin-de-la-era-nuclear/Proliferacion/
chus
# chus
miércoles, 16 de marzo de 2011 21:03
Leo vuestros comentarios... Perdonar el corte a tantos argumentos, positivos o negativos, perdonar si es que falto al respeto de vuestro esfuerzo, que sé que está basado en lo mejor que se puede destilar de un ser humno... Es que no queda otra... NO. Hasta aquí. Se acabó. No caben más pruebas, ni más tests, ni más monsergas ni cachondeos. Queda radiactivamente claro. Punto final.

No creo que debas tomarte la molestia en remover más el argumentario, querida Esther. Es una tarea desagradable además, que no se merece ni tu fuerza ni tu atención. Por mi parte, no necesito más argumentos ni entrar en detalles, es una pérdida de tiempo. Prefiero concentrar todas las energías en las alternativas. Digo mal alternativas, porque se trata de sustituirlo desde ya. No somos dignos para seguir expoliando el futuro de nuestra especie, de nuestros hijos y de sus hijos. Lo hemos demostrado. Hemos agotado los recursos casi hasta la extinción en medio de la discordia y del desequilibrio en el consumo, y encima lo están aprendiendo los "emergentes" y lo reclamarán como un nefasto derecho, "si tú has explotado y consumido, ¿ahora me vas a cortar el rollo?

Al menos, dejemos de enseñar con este ejemplo triste y casi irrevocable, y en lugar der imponer a las generaciones del futuro una inmensa cicatriz o tara genética y cultural, empecemos a orientar todo el pensamiento y la atención a la explotación de las energías del presente, que las hay. Una ventana abierta a esa opción, que no hay otra, repito, y si hay dudas, si hay "es que tal o es que no se puede..." Ni caso. Siempre, desde ya, una ventana abierta, una expectativa de futuro a encontrar en el presente. Una invocación a los verdaderos espíritus de la luz, del viento, del mar, del calor de la tierra, en forma de perspectiva y profundidad científica seria, innovadora, ilusionada, que no decaiga por el oprobio de la penitencia que nos toca asumir ahora encerrando en sarcófagos de plomo o en los contenedores apropiados, toda esa erupción homicida silenciosa, envenenadora del futuro, que hemos desatado con nuestros juegos estúpidos, que ningún escrito apocalíptico pudo imaginar antes de nuestra era, la era atómica...
Hasta aquí hemos llegado. Aprendimos la lección. Ahora toca aprender a renovar el mundo, conviviendo con la égida del fantasma enterrado y entregado en herencia obligatoria, en su agonía casi eterna, como aleccionador recordatorio de nuestras fechorías y como impulso radical.
No hay vuelta atrás. No queda otra.
Abrazos luminosos
Chus

Carolina
# Carolina
miércoles, 16 de marzo de 2011 22:39
Tienes razón Chus, es mejor poner la intención en las alternativas y no seguir justificando lo que ya es evidente. Sin embargo la cosa es que aún hay gente que cree que las nucleares son archiseguras a pesar de todas las evidencias de que no lo son y de que cuando fallan es a lo grande. Pero veo claro lo que expones y lo comparto, igual el tema seria poner el esfuerzo en conocer mejor el tema de las renovables para ir impregnándonos de esas nuevas formas.

De todos modos no hay que dejar el tema nuclear de lado, porque a pesar de que ahora todos han puesto de nuevo este tema sobre la mesa, ya sabemos que son muchos los intereses que se mueven y las presiones en ese sentido van a seguir aún un tiempo más, no va a ser tan fácil y cuando se vayan cerrando las centrales (que me temo aún no lo veremos de modo inmediato) son muchas las toneladas de material radioactivo que habrá que distribuir por el planeta en más cementerios nucleares. Lo que yo diría es que no perdamos de vista este tema aunque sea chungo, no lo dejemos a un lado, pero investiguemos sobre las renovables y iluminemos su camino sin fosforescencias nucleares :) Vamos una especie de 50-50

Eulalia
# Eulalia
miércoles, 16 de marzo de 2011 22:43
Bona nit, de nuevo por aquí....sí, es hora de actuar hacia delante, gran punto Chus y bueno, la sabiduría no ofende más que a los egos en mi opinión...es hora de trabajar en lo nuevo porque lo viejo ya está archidemostrado que está basado en arenas movedizas...todas las decisiones basadas en el mero beneficio económico individual son perniciosas para el planeta, ya no valen...así que hay que cambiarlo todo porque el mundo está al revés: las energías, la educación, la política, las relaciones...y a la vez nunca hemos tenido tantas posibilidades de actuar en conjunto para el mismo objetivo como ahora, la conciencia colectiva ha dado un gran salto pues ya sabemos que lo único que nos hace reaccionar y colaborar entre nosotros más allá de las enemistades personales es la pobreza...mil ejemplos hay de ellos...el corazón nos une a todos hacia el mismo objetivo, y los políticos y esa gente del uno por cierto que para mantenerse ahí manipula, engaña y es insolidaria, tienen los días contados...o porque nos vamos todos a la m..... porque petamos el planeta o porque ya no se van a tolerar este tipo de actuaciones...
Mucho trabajo por hacer hacia delante para que nuestros hijos hereden un planeta que está herido de muerte....qué gran privilegio ser parte de este cambio e implicarnos en él...nuestros padres, nuestros abuelos, no pudieron, nosotr@s sí podemos...
Bona nit, compañer@s de viaje, y salud
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 16 de marzo de 2011 23:13
el reactor de la central se está fundiendo... la explosión está al caer, le seguirán los otros 5 reactores...
Chus, la carta de una ciudadana japonesa que publica Cristobal cervantes en su blog es el mejor eso a tu reflexión.
MIGUME NOS PIDE QUE CAMBIEMOS EL MUNDO!
Hagásmoslo, si, enfoquemonos en eso. Hrmanos. se ha inciado la era de las renovables, si!
http://espiritualidadypolitica.blogspot.com/2011/03/carta-urgente-desde-japon.html
Anónimo
# Usuario Anónimo
viernes, 18 de marzo de 2011 15:47
http://www.averquetraelviento.com/comeremos-particulas/
ramz
# ramz
miércoles, 30 de marzo de 2011 22:01
Excelente artículo. Mis mayores respetos y consideraciones para este señor.
JOSE REQUENA LOPEZ
# JOSE REQUENA LOPEZ
jueves, 31 de marzo de 2011 8:17
La energía nuclear está en fase de experimentación en beneficio del capitalismo. Se utilizan como "ratones" a ciudadanos del mundo en tanto los beneficios de las eléctricas son repartidos por los depredadores.

¿ Recordáis de la "Carbide" en India?. Todo se olvida, incluso la radiactividad en Palomares (Almería). Siempre paga el más débil económicamente hablando "EL PUEBLO".
Raul Ibáñez Martinez
# Raul Ibáñez Martinez
martes, 26 de abril de 2011 17:49
La energías mal llamadas renovables - no renuevan nada - si acaso complementan las ya existentes, son sin duda la energía de futuro – eólica, fotovoltaica, hidrógeno, mareas…- Estas energías complementarias tienen un horizonte temporal, de implementación plena con criterios de sostenibilidad, de medio plazo. Son caras – vía subvenciones- y precisan un desarrollo tecnológico, de producción y comercialización a precios, comparativamente asumibles, para renovar las tradicionales.
.Los recursos energéticos fósiles – líquidos y gaseosos- apenas cubren la actual demanda – increscendo - por espacio de cincuenta (50) años los primeros y de setenta (70) años los segundos. La posibilidad de encontrar nuevos yacimientos es cada vez menor.
La producción de energía hidráulica, a socaire de la climatología, no garantiza de forma asintótica un abastecimiento proporcional a la demanda.
La energía nuclear relativamente de menor coste, no ofrece a nivel de proyecto, y en fase productiva, de mantenimiento - preventivo y curativo- la seguridad necesaria y exigible. Así lo confirman los siniestros de Chernobyl, y el más reciente de Fukushima, de consecuencias desgraciadamente inconmensurables. ¡En seguridad, tolerancia cero!.
La creación de planes energéticos a nivel regional, nacional, continental o mundial se hacen cada vez más necesarios. O se apuesta por el desarrollo de las complementarias para que puedan ser de verdad llamadas renovables o renunciamos al crecimiento industrial y al confort. La última opción es seguir como estamos a cualquier precio. De todos depende.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas