image


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

ENVÍA TU CARTA AL
CONGRESO AHORA  

Protesta ciudadana.
Hemos redactado una carta de protesta: un ERE al cuerpo político. Ahora puedes firmarla para que llegue a todos diputados y senadores desde tu propio correo electrónico y con tus datos, de tú a tú.
¿Quieres ver cómo lo hacemos?

Contribuye a difundir el mensaje vía facebook, twitter, SMS, cadenas de mail.
Intentemos que este mensaje llegue al máximo número de personas para que la protesta sea eficaz.



 



Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    
Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Aprender con los Blogs  >  Koldo Aldai
Koldo Aldai

Koldo Aldai

Koldo Aldai. Nace en San Sebastián  en Junio del año 1960. Cursa estudios de Historia y Geografía en la Universidad de Deusto de su propia ciudad. Escribe y publica en diferentes priódicos y publicaciones,  allí donde le conceden espacio para sus reportajes, entrevistas, para su prosa poética o misivas de análisis siempre esperanzado.  Trabaja  en Fundación Ananta (www.fundacionananta.org) que promueve  principios espirituales en el mundo de la empresa.

Desde hace  dos décadas  está comprometido en el fomento de espacios de unión físicos y virtuales en favor del otro mundo posible. Concretamente se dedica a crear y fomentar alianzas en el ámbito de la nueva espiritualidad, (www.portaldorado.com) y en el ámbito de las comunidades espirituales y religiosas tradicionales, Foro Espiritual de Estella ( www.foroespiritual.org )

Tiene editados varios libros; Poesía: A falta de amaneceres (Diputación de Gipuzkoa); Teatro: Tres teatros para la Tierra (Gobierno de Navarra); y Ensayo: Herencia sagrada y nueva Era en E.H. , Aro sagrado, Guiño al alba (Fundación Ananta 2004), Testigos de un nuevo tiempo (Librería Argentina, 2005) y La gran Comunión (Editorial Nous)



Ver todos los artículos de Koldo Aldai