image


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

ENVÍA TU CARTA AL
CONGRESO AHORA  

Protesta ciudadana.
Hemos redactado una carta de protesta: un ERE al cuerpo político. Ahora puedes firmarla para que llegue a todos diputados y senadores desde tu propio correo electrónico y con tus datos, de tú a tú.
¿Quieres ver cómo lo hacemos?

Contribuye a difundir el mensaje vía facebook, twitter, SMS, cadenas de mail.
Intentemos que este mensaje llegue al máximo número de personas para que la protesta sea eficaz.



Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Aprender con los Blogs  >  Economía

La formación en diferentes materias es imprescindible para descubrir nuestro propio poder y esas cualidades únicas, que cada uno de nosotros tenemos. Estamos intentando que personas especializadas en diferentes materias nos hablen sobre distintos temas que puedan ser importantes para nuestro desarrollo: economía, política, historia, filosofía, sociología, psicología, espiritualidad...

También es importante que nos envieis vuestros artículos para publicarlos en esta sección.

Somos conscientes, que en muchas ocasiones, algunos artículos pueden resultarnos difíciles de leer por falta de algunos conocimientos de base en ese tema específico. Nuestra intención es ir comentándolos entre todos y facilitar la labor de comprensión. No dudeis en preguntar sobre cualquier término o concepto que no os resulte comprensible, por básico que os parezca.

16

Estamos con las medidas que los Estados están adoptando para, se dice, hacernos volver ‘a lo de antes’, medidas que no funcionarán porque el sistema ha llegado a un impasse de agotamiento.

5 – En última instancia, a donde se orientan los estímulos y los rescates es al aumento del consumo: la vuelta al consumo masivo de todo por todos. Independientemente del hecho de que la capacidad de endeudamiento de la población es hoy prácticamente inexistente y del desperdicio de recursos que supone ‘el consumo por el consumo’, ¿cuál es la capacidad de la población para absorber mas bienes y servicios toda vez que a lo largo de estos pasados años los niveles de consumo han sido astronómicos?. Quienes podrían incrementar su consumo por carecer de todo son quienes cuentan con una renta situada a un nivel de subsistencia, o inferior, y con una capacidad de endeudamiento nula; y son quienes, en proporción, más van a padecer las consecuencias de esta crisis sistémica por su total dependencia exterior.

6 – Un altísimo porcentaje de la población mundial tiene un papel meramente consuntivo y no productivo, es decir, consumen más, mucho más, o muchísimo más de lo que generan; fundamentalmente este hecho se da en las economías subdesarrolladas, pero no sólo. Enormes colectivos de los países subdesarrollados llevan una existencia marginal en una economía de subsistencia que en grandísima medida no es regenerativa y en la que participa una población creciente cuyo destino es profundizar en la dependencia y en la miseria.  En las economías desarrolladas, y debido a la tendencia al alza de la productividad y a la necesidad de mejorar la administración de unos recursos crecientemente escasos, también se irá produciendo el crecimiento de unos colectivos fundamentalmente consuntivos y no productivos. Los planes y medidas de estímulo que los Estados están desarrollando desde hace un par de años no contemplan estos hecho porque tales planes y medidas están orientados y dirigidas hacia el consumo, lo que choca con la realidad de escasez -de todo- antes referida.

7 – Una de las columnas sobre las que se sustentan planes y medidas en curso es la adquisición por parte de los Estados y la admisión por parte de organismos e instituciones financieras, de papel comercial y de deudas titulizadas, papel y deudas que han sido reconocidos como ‘buenos’, pero, ¿realmente lo son?. La pregunta no pretende dudar de la veracidad manifestada por los Estados, sino incidir en la gravedad del momento: ¿es posible que los Estados, anonadados por la evolución implosiva de la situación y buscando un salvamento aunque sea temporal, no hayan reparado en que la calidad de ciertas deudas es poco fiable?, ¿es admisible que las instituciones financieras impresionadas, dentro de su independencia jurídica, por el alcance que está adquiriendo la situación hayan relajado sus normas y admitido papeles que en otras circunstancias hubiesen sido anatemizados?. Mi impresión: muchas de las compras realizadas por los Estados, mucho del papel aceptado por las instituciones ha sido para permitir al sistema ‘llegar a mañana’, nada más.

8 – Otra de las columnas que sustentan el esquema del rescate son los avales, y la pregunta va por idénticos derroteros que la anterior: ¿hasta que punto son sólidas las garantías que ofrecen emisores y pagadores de esas deudas avaladas por los Estados?; es decir, unos Estados que cuentan con unas expectativas de ingresos públicos a la baja y de necesidades sociales al alza, se han estado comprometiendo a pagar unas deudas contraídas por terceros si esos terceros no satisfacen dichas deudas. Los Estados que han recurrido a tal sistema han certificado que tales deudas y papeles son de calidad, pero, ¿lo son en su totalidad o, en ocasiones, se ha estado mirando para otro lado?. Al igual que en el caso anterior, dudo que en todos los casos la confianza manifestada por los Estados se ajuste a la realidad, máxime considerando las expectativas: de consumo, de pago, de ingresos, de gastos; de Estados, de entes privados.

9 – A modo de resumen, Enormes deudas acumuladas, expectativas de ingresos -públicos y privados- decrecientes o, cuanto menos, congeladas: ¿pagarán la totalidad de sus deudas quienes las tengan en el momento en que tengan que pagarlas?. Junto a esta pregunta, otra: ¿qué porcentaje de la deuda morosa oficial debería, en realidad, ser hoy considerada incobrable?, ¿y mañana?; de familias, sí, pero, sobre todo, de empresas, ¿y de Estados?. Se conoce como debe procederse cuando una deuda pasa a ser incobrable, y se saben los efectos de tal proceder, tanto para deudores como para acreedores. No dudo de nada ni de nadie, pero es mi impresión que la tasa de morosidad real es superior a la que se manifiesta y que la de incobrabilidad es muchísimo mayor de lo que se dice. Insisto, es mi impresión. De ser cierta tal impresión, ¿podemos imaginar las consecuencias?.

Resumen del resumen. Veo improvisación e intuyo necesidad de llegar a mañana, pero no veo posibilidad de arreglo: no la hay, como no la había en el 29. Estas baterías de medidas y planes buscan ‘solucionar’ restituyendo el sistema a la situación anterior al colapso; es una especie de ‘volver a la situación del principio’ que se consigue ejecutando en un ordenador un CD que suministra el fabricante en el momento de adquirir el equipo; solo que aquí algo así no es posible.

(No se porqué pongo este párrafo entre paréntesis porque perfectamente puede ser un fragmento más de esta serie. En el Reino de España van a subir los impuestos ‘a los ricos’, es decir, se va a gravar más ‘las rentas altas’. Primera pregunta, ¿cuándo una renta es alta?; segunda pregunta, y más importante aún: ¿quiénes y cómo van a definir qué es una renta alta?.

Se dice que se va a hacer para garantizar políticas sociales, es decir, para garantizar el modelo de protección social hacen falta más fondos porque la recaudación está descendiendo y las necesidades de gasto aumentando, pero ABSOLUTAMENTE NADIE habla, pregunta o inquiere si el gasto que actualmente se está haciendo es eficiente, si los fondos que ya se están gastando se gastan de forma eficiente, es decir, si se gastan de la mejor manera posible y si no se comete fraude en ese gasto, bien por asignación inadecuada, bien por percepción indebida, bien por las dos. Dentro de unos días nos ocuparemos de esto.

Hacen falta más fondos, pero TAMPOCO nadie se pregunta por el fraude fiscal que en España se da: el 6,5% del PIB según se estima (Alemania, 3,0%), ni por la ingeniería fiscal que ofrece a quienes pueden permitírselo, instrumentos legales que hunden sus bases imponibles o sus tipos impositivos hasta el sexto sótano.

Hace falta más pasta: ni quito ni pongo, pero antes de subir impuestos a ‘las rentas altas’, ¿por qué no se analiza si lo que ya se gasta se está gastando bien, y por qué no se instrumentan medidas para tratar de eliminar el fraude fiscal y la ingeniería impositiva?, y ¿por qué nadie reclama eso?.
Algunos expertos -pocos-, algunas instituciones -pocas- cuestionan este proceder de subir impuestos a ‘las rentas altas’; pero es que da lo mismo que sea efectivo o no. La pasta que se va a obtener subiendo esos impuestos no va a servir para cambiar el modelo productivo español ni para nada que pueda ir en ese sentido, entre otras razones porque es imposible hacerlo hoy y ahora; va a servir para amortiguar, momentáneamente, la pendiente que ha iniciado la economía del reino. En otras palabras: lo único importante hoy es llegar a mañana, y mañana poder decir: ‘¡Buf!, hemos aguantado otro día más’).

24-08-09
Publicado en La carta de la bolsa

Publicado en: Economía
Email del autor: 26390eir@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (13) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar '2- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Del.icio.us Agregar '2- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a digg Agregar '2- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a menéame Agregar '2- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Technorati Agregar '2- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Google Bookmarks Agregar '2- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Live-MSN Agregar '2- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a FaceBook Agregar '2- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Twitter

Post Rating

Comments

Cristóbal Cervantes
miércoles, 16 de septiembre de 2009 7:09
Una vez más de acuerdo con lo que expone SN Becerra, en mi opinión el sistema financiero mundial explotó en septiembre del año pasado, y todas las medidas que se han adoptado son para llegar a mañana, en España es más claro todavía, las enormes inyecciones de liquidez realizadas por bancos centrales y gobiernos han permitido que algunos puedan hablar de "brotes verdes", pero los efectos de las ayudas se están agotando y el problema volverá a surgir con más fuerza,

no puedo dejar de apuntar que cuando leo a SN Becerra siento que estoy de acuerdo con lo que dice pero por otro lado niego la mayor, como buen economista cree que todo es economía, es normal, los ecologistas creen que todo es ecología, los filósofos que todo es filosofía, etc, pero lo que no puedo admitir es que los análisis se hagan desde la ortodoxia económica, como hace Becerra, la ciencia económica tiene que revisar muchos conceptos tras esta crisis, el crecimiento es uno de ellos, el PIB otro, en los análisis de Becerra la crisis es un proceso de decrecimiento del PIB y la salida de la crisis es una vuelta al crecimiento del PIB, ese es un error fatal en mi opinión, la nueva teoría del decrecimiento ha demostrado que es posible decrecer económicamente en los países ricos y ganar en bienestar social y sostenibilidad ecológica, ese debe ser el futuro, más ecológico y solidario, Jordi Pigem sabe mucho de esto del decrecimiento,

apuntar que el PIB es una forma de contabilidad totalmente errónea, sobre todo desde el punto de vista ecológico, un vertido de petróleo de un barco en la costa sube el PIB, un terremoto sube el PIB, ¿es lógico el PIB?,

en el artículo de ayer de Becerra en La Carta de la Bolsa criticaba la propuesta de Sarkozy de crear una nueva contabilidad nacional, que tenga en cuenta no sólo el PIB sino también mediciiones ecológicas, educativas, etc, para tener una idea más aproximada de la situación real de un país, algo en mi opinión muy oportuno, pero que Becerra critica porque considera que cambiar el PIB como medida es una maniobra para que no nos enteremos de lo mal que está la economía, si no puedes con las cifras, cambia las formas de medirlas, entiendo la postura de Becerra pero no la comparto en este tema,

saludos de Cristóbal
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
miércoles, 16 de septiembre de 2009 12:53
Siempre decimos que hemos de cambiar el modelo económico, pero no acabamos de definir como ha de ser este, aparte de algunas generelidades como que ha de ser más sostenible, ecológico, etc.
Una de las cosas que no tengo claro es el decrecimiento. Esto es lo que pasa ahora y no parece que sea la situación ideal. Por otra parte, crecimiento no es sinónimo de consumismo, ni de malgastar los recursos.
¿Podemos debatir sobre el tema?
Nacho
# Nacho Rivera
miércoles, 16 de septiembre de 2009 13:20
Nuestro modelo se basa en crearnos insatisfacción, obligándonos a consumir. Nuestros hijos, la mayoría de ellos, pegados ante el televisor viendo como sus inmaduras mentes son bombardeadas de anuncios que les invitan(siendo suave) a comprar. Creando una gran angustia y ansiedad porque nunca se ven saciados. Nosotros los adultos producimos, creamos "riqueza" a costa de nuestro hijos. Siempre hay algo nuevo que comprar. Qué situación más triste, niños que deberían ser felices y dichosos. Pero hemos creado un mundo artificial. Ése es el modelo!! Porque claro, si dejamos de idiotizar a nuestros hijos, posiblemente nos quedemos sin empleo... interesante paradoja.


¿ Queremos seguir con ese modelo ?
antonio
miércoles, 16 de septiembre de 2009 19:10
creo que los gobiernos hacen lo que pueden, pero es tal la crisis que creo se ven impotentes para manejarla, al menos lo creo yo, sin embargo insisto en que el problema centras esta en el ser humano que ha perdido precisamente todo lo que de humanidad tenia , ya no hay reglas para nada, ya no se quiere a la gente, mientras no cambiemos nuestro corazon creo que esto no tencra solucion, y creo que va para largo lamentablementa. Saludos a todos
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
miércoles, 16 de septiembre de 2009 20:23
Nacho, lo que planteo es si es posible un modelo económico basado en el crecimiento, pero no en el consumismo ni en malgastar los recursos.
Si repartimos justamente la riqueza creada, podemos trabajar cuatro horas diarias con el mismo nivel de vida. Entonces tendríamos mucho tiempo libre que podríamos utilizar para ver la tele, pero también para apuntarnos a academias de pintura, de danza, de música, de idiomas,cursos de muchísimas cosas, o gimnasios, o ir a cenar con los amigos, o viajar. Todo esto es riqueza, pero sostenible y creativa.
Nacho
# Nacho Rivera
miércoles, 16 de septiembre de 2009 20:33
Cierto Carles, pero tendríamos que dejar de especular con cosas tan básicas como la comida y la vivienda. Tendría que ser un bien común y al alcance de todo el mundo. Un sistema productivo basado en los recursos y no en el dinero. Y sobretodo un sistema objetivo fuera de toda subjetividad humana-política. Cosa que la ciencia no tardará mucho en conseguir, pero que el stablishment no querrá consentir. Pero lo firmo ya.

Un abrazo Carles.
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 16 de septiembre de 2009 22:01
... that's the point. El que reflejan los dos últimos comments.Así entendido --sustituir un sistema productivo basado en el dinero, por uno que produzca recursos, felicidad, bienestar "interior" y que preserve la naturaleza y no tire de recursos finitos, un sistema sostenible y que sostiene, vamos-- así entendido, el decrecimiento es crecimiento... la sociedad se crece, el sistema se crece, el individuo se crece. Obviamente, asimilando decrecimiento a parón, a merma, a pobreza, a no producción de nada, entonces seguimos haciendo el juego a la dialéctica capitalista: solo se pueden producir objetos, cosas... consumibles, comerciables... solo lo tangible, los objetos son riqueza. Y vuelta a empezar...
La cosa es: articular un modelo basado en un crecimiento sesgado de una vez por todas del consumismo, de la reificación de la felicidad (que es una afirmación sostenida de la infelicidad). Es tremendamente arduo, porque sólo la suma de conciencias individuales puede llevar a eso... puesto que el stablishment no escucha a la ciencia ni a los sabios (que nada tiene que ver eso con los expertos)
Que la paz, la creatividad y el bienestar real de las gentes sea considerado riqueza, ése es el quid... que redefinamos riqueza. Está sucediendo, pero aun no se articuló como sistema. Recomiendo de nuevo La belle verte, película de Coline Serreau, que ya planteó to esto, en forma de fábula filmada... Los habitantes felices de un ejemplar planeta --sin árboles ya-- solo alcanzaron ese estado de bienestar tras un gran boicot y episodios de violencia...
Y si apostamos `por ese boicot: "decrecer" --crecer en valores-- es una forma de boicot... y cada vez somos más, creo
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 16 de septiembre de 2009 22:13
Ah, y de acuerdo con lo del PIB, Cristóbal, y hasta con Sarkozy! Aunque habrá que dejar de medir algun dia, y asumir lo que es obvio, sin pruebas, lo siento... "La verdad no necesita de pruebas" Decía Cezanne.. A los artículos de Pigem me remito, (en especial a "La hora del decrecimiento"
http://www.crisiseconomica2010.com/tabid/58/articleType/AuthorView/authorID/90/Jordi-Pigem.aspx)
y al de Carles Sánchez, en que se cuestiona el uso (abuso) del PIB como indicador...(Valor añadido vs Valor sustraído o la economía monoteísta del Dios PIB http://www.crisiseconomica2010.com/Inicio/tabid/36/articleType/ArticleView/articleId/133/Valor-anadido-vs-Valor-sustraido-o-la-economia-monoteista-del-Dios-PIB.aspx)

Voilà, trazado de una linea de pensamiento...
Salud y abrazos,
mercedes falcon
# mercedes falcon
jueves, 17 de septiembre de 2009 9:24
Es normal que desde el actual sistema politico se luche por llegar a mañana, por mantener un sistema por aumentar el consumo, ya que los políticos sigen buscando un sistema de aferrarse al poder, y eso pasa por mantener el actual sistema (aunque sea una reicidencia). Si estudiamos un poco los últimos años de gran bonanza económica " " toda la felicidad se basaba en el dinero facil, y eso incluye para mi un concepto de corrupcion en nuestro sistema politico muy peligroso, el governante "per se" tiene derecho a grandes ingresos a regalos... el vecino el amigo, el familiar ve como el governante se enriquece sube de estatus, dentro de un sistema partidista y cerrado que no deja sitio para la participacion individual..la comunidad esta al servicio del governante para facilmente subir su nivel de vida. Por eso este debe ser (el ciudadano) consumista, falto de valores y no pensar demasiado.

Creo que dar valor a cuestiones y a hechos, es mas importante que el valor de un bien productivo. pero esto no ayuda al PIB, ni mantiene el sistema.

Me encanta leeros y pensar todos los días que puedo con los artículos y las reflexiones.

Gracias chicos
Esther Ibañez
# Esther Ibañez
jueves, 17 de septiembre de 2009 11:40
Parece que todos nosotros estamos bastante de acuerdo que que medir el bienestar social con el PIB, es un método excesivamente simplista y poco real. Pero los economistas se siguen aferrando a él, de hecho, Santiago Niño, que para mí es una gran mente pensante y un valiente por atreverse a llevar la contraria a las informaciones institucionales, comete el mismo error. Probablemente porque hacerlo de otra manera, también implicaría un cambio sustancial del sistema y por hoy, aún nos cuesta vislumbrarlo.
Buen apunte Carlos sobre que sistema sería el más adecuado. Creo que se trata de simplificar las cosas al máximo. ¿De cuantos recursos dispone el planeta, en primer lugar para alimentarnos a todos adecuadamente y en segundo para incorporar una seríe de comodidades básicas para todos? ¿Tendría sentido continuar con la división territorial por paises para repartir los recursos? Creo que no. ¿El vertíginoso desarrollo tecnológico que podría llevarnos a la incorporación de autómatas en nuestro quehacer diario es realmente necesario.? ¿Quien lidera el desarrollo tecnólogico y quien se beneficia realmente de él? ¿Los ciudadanos? Creo que no.
Y como dice Antonio, por supuesto el amor es fundamental para que cualquier propuesta tenga sentido. Tan solo una propuesta que nazca del sentimiento más profundo de amor universal podría tener éxito de verdad.
Yo intento que el amor trascienda las palabras que nos rodean a todos nosotros en esta página, en este lugar. No sé si lo consigo realmente, pero lo intento.
Mercedes, hacía tiempo que no te escuchábamos, me alegra volver a oirte y gracias por participar, ningún artículo tendría sentido si no participaramos todos en los debates.
Un abrazo a todos
antonio
jueves, 17 de septiembre de 2009 12:42
hoy han dicho que mas de 1000 millones de personas pasan hambre en el mundo y que con solo en 1% de la ayuda prestada a los bancos se acabaria el hambre en el mundo. Como podemos consentirlo, que corazones tan duros, que crimen mas espantoso.Donde esta la humanidad , donde los corazones, donde ese amor para mi hermano, DONDE, DONDE. SALUDOS.
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
jueves, 17 de septiembre de 2009 12:50
Me parece que pensamos todos de una manera parecida, aunque nos expresemos con diferentes palabras.
Un abrazo a todos.
Carles
chamaleo
# chamaleo
lunes, 16 de noviembre de 2009 18:47
En años recientes, nos hemos dedicado a adelantar el consumo del futuro a base de préstamo. Ahora no queda más remedio que reducir el consumo, porque lo que tocaría consumir ahora, ya lo concentramos en el pasado. En el pasado consumimos por dos, consumimos lo de ayer y lo de hoy, ahora no queda más remedio que apretar el cinturón. Es lo que tienen las borracheras de préstamo irracional.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas